sábado, 28 de febrero de 2009

Veinte.

Y en cuanto cerraron los ojos
se condensó
la lluvia de su corazón.

.

7 comentarios:

  1. que buena frase.
    roberto nos vuelve locas.
    tenes que ver esa pelicula (the bad mothers handbook) se pasa con su papel de nerd :P
    besito

    ResponderEliminar
  2. cálido, absolutamente cálido.

    ResponderEliminar
  3. Bello blog. Lindas palabras. Preciosas imágenes.

    ResponderEliminar
  4. De a poco, se comen…
    Trozo a trozo, enamorados.

    Eso me encantó. El numero veinte es un buen final, pero no creo que termine aca, tampoco quiero.

    ResponderEliminar
  5. Muy lindo
    me encanta este blog
    te pongo en mis links :)

    ResponderEliminar
  6. este verso me ha cautivado*

    hermoso titulo, me pasare a leerte]

    besosdulces*

    ResponderEliminar